Category Archives: Artículos

Conferencia en el Tornú: “EL CONCEPTO DE ESTRUCTURA DE LACAN”

Artículos

Presentada el 2 de julio de 2019 en el Hospital General de Agudos Dr. Enrique Tornú.

Está a mi cargo la introducción al curso sobre estructuras clínicas intervalo y holofrase. Yo voy a trabajar un único concepto que es el de estructura.  Que es un concepto – a pesar de lo que se estima- muy crítico. Voy a intentar demostrar eso; y que pertenece al fundamento del modelo teórico de Jacques Lacan y cabe decir que es el único autor en psicoanálisis que trabaja con el concepto de estructura, de hecho los psicoanalistas lacanianos, que han producido teoría después de Lacan -Jacques Alain Miller, Colette Soler, Alouch- ninguno de ellos trabaja con el concepto de estructura.

También vamos a trabajar el problema, la vigencia o no del concepto de estructura. Y, sobre el concepto de estructura también les voy a proponer una única idea. En un conjunto de ideas que implica este concepto yo les voy a proponer trabajar sobre uno de sus aspectos que estimo fundamental  y que por otra parte estimo que es desconocido, por eso tanto hincapié.

Lo primero que quiero proponerles es que estructura es un concepto sin realidad material de respaldo. En términos de la epistemología del siglo pasado, no es falsable. Según Popper no hay forma de establecer “sí hay estructura; no, no hay estructura” porque no hay ningún experimento que se pueda hacer ya que no hay realidad material de respaldo. No hay forma entonces de ponerlo a prueba mediante experimento alguno y ustedes saben que todo lo que sea de la índole de la experiencia, no el experimento –el experimento son escenas diseñadas  con el fin de verificar o no, alguna idea, con un conjunto de variables controladas, que permutas unas con otras, es la única forma en ciencia, admitida, para validar teorías. Otra cosa es la experiencia pero eso no valida nada, “según mi experiencia sí o según mi experiencia no” eso no valida nada. Si les interesa este problema, este aspecto de la estructura, lo que podrían leer es la estructura ausente de Humberto Eco.

Segundo, que el concepto de estructura es aplicado a una diversidad de disciplinas “científicas”. Si están tomando nota “científicas” iría entre comillas porque no hay consenso universal respecto a qué es ciencia y qué no. Las disciplinas son: la lógica, la lingüística, la sociología, la antropología, la matemática, la física teórica y el psicoanálisis. Les puede resultar sorprendente el conjunto de disciplinas a las que se aplica. Este conjunto es diseñado por Jacques Lacan y está designado como ciencias conjeturales. En general se cree que con “ciencias conjeturales” Lacan le cambiaba el nombre a las ciencias humanas, no. Es una nueva concepción que Lacan propone para la epistemología y diseña para ese fin un campo de ciencias que llama ciencias conjeturales, que para Lacan resuelve la oposición ciencias exactas-ciencias humanas.

Tercero, el fin de la aplicación del concepto de estructura es la inteligibilidad. O sea, facilitar que se entienda. Hacer inteligible. Y, facilitar que se entienda a través del contexto de la razón, convertir algo en descifrable. Opuesto a todo lo que sea inefable,  incomprensible, mítico. O sea, si uno tiene una aproximación mítica a la cosa no aplicará.

Cuarto, su uso implica asumir una posición filosófica y epistemológica.

Hay problema con la noción de estructura y es que coloquialmente se utiliza estructura en un sentido totalmente distinto. Se llama estructura de este edificio al conjunto de vigas y columnas. Por ejemplo, si quieren hacer una reforma y llaman a un arquitecto, les puede decir: “esa pared se puede tirar abajo y hacer una sala el triple de grande porque no es estructural, pero esta (señala otra pared) no se puede tirar abajo porque esta es importante, si la tiras se te cae el techo”. Nosotros utilizamos estructura en ese sentido de vigas y columna, aquello que hace que hago se sostenga. No es el concepto que les estoy proponiendo. De hecho, la lingüística de Chomsky, de corriente yanqui, que es estructural, es estructural así, propone que para la lengua hay columnas y vigas que son las acepciones fundamentales de lo que se quiere trasmitir, que es estable y que es compartido por la lengua.

Bueno, despejada esa homonia, que es una palabra que tiene las mismas letras y se escribe igual pero tiene significados distintos. Entonces, despejado esto sigo con el cuarto elemento que quiero destacar de la concepción de estructura tal como se la encuentra en la enseñanza de Jacques Lacan y sólo en la enseñanza de él.

Entonces, su uso implica asumir una posición filosófica y epistemológica. Con filosófica y epistemológica intento trasmitirles aquella posición en la que responde por lo problemas más generales y que atraviesan los distintos campos disciplinares. O sea, las preguntas fundamentales, las más generales y esta posición, la que implica el uso de la noción de estructura, es la siguiente –les diseñé una fórmula para trabajar hoy-, dice así:

Las relaciones son más importantes que los elementos mismos.

En el complejo de Edipo de Freud, el niño desea a la madre, el padre es poseedor de la madre e impide que la posea, la madre es el objeto deseado. Se puede escribir: niño, madre, padre; como en un diccionario y poner los atributos de cada cosa. ¿Estamos? Lo que sustituye en el modelo de Lacan al complejo de Edipo de Freud es la metáfora paterna y préstenle atención a que es una metáfora, que ya implica la sustitución de una cosa por la otra y lo importante es la sustitución misma, si se produjo o no se produjo esa sustitución. No importante tanto los elementos en sí, ni siquiera se pueden describir en sí, están tomados dentro de la metáfora como aquello que sustituye “A” por “B”. En el Edipo freudiano importa más el tipo de relación que esa señora tuvo con el padre del muchacho, en relación a los problemas que ese muchacho tenga, que las características de esa señora -que ustedes pueden conocer por ser una vecina del barrio. ¿Entienden? “Yo la conozco, es buena mina, trabajadora.” Esos son atributos personales, en la idea de estructura eso no nos interesa. Lo que nos interesa es el sistema de relaciones. Ya que los sistemas de relaciones en la noción de estructura, son más importantes para la comprensión de los elementos que las propiedades de los elementos mismos. La consecuencia de esta posición es que no se admite que los elementos posean propiedades esenciales e inalterables fundamentales. Porque lo fundamental es el tipo de relación que se establece con los otros.

Cinco, sin embargo, respecto de esta posición filosófica y epistémica ustedes tienen que estar advertidos -si todavía no me conocen- que las nuevas epistemologías, las de finales del siglo XX y las de siglo XXI en curso, plantean lo contrario. No las de la época de Lacan, Koyré, etc, sino las posteriores a él. Desde 1970 a la fecha giraron a la posición contraria. Si les interesa, estas epistemologías son: la epistemología naturalizada –todas las neurociencias están apoyadas en una epistemología naturalizada: hay propiedades de las neuronas, hay propiedades de los genes, hay propiedades de las hormonas, y esas propiedades de los genes, de las neuronas y de las hormonas van a determinar nuestro carácter. Están apoyadas en que los elementos tienen propiedades intrínsecas inalterables. Si les interesa podrían leer de Adelaida Ambrogi “Filosofía de la ciencia, el giro naturalista” y también, todavía más moderno, del siglo XXI, “Hacia el realismo especulativo” de Graham Harman, de Brassier y Quentin Meillassoux.  Este último, como ejemplo mental propone: había mundo antes de que aparezca el hombre y el mundo era lo que es.  El axioma de estas epistemologías es: hay lo real independientemente y antes de los hombres, las ideas y las palabras. Lo que acá se está discutiendo -Brassier y Meillassoux- es la correlación pensamiento-ser.  Es una propiedad de esta filosofía occidental, en cierta medida desde Platón y fuertemente desde Kant y es que el mundo es cognoscible en la medida en que nosotros nos ponemos a conocerlo, y que si hubiese alguna propiedad del mundo por fuera de nuestro conocimiento no lo conoceríamos así que el mundo existe en una correlación pensamiento-ser. Estas filosofías y epistemologías modernas rechazan la correlación pensamiento-ser. Para los del ambiente psi presentes, esto es todo lo que se llama goce. Goce es eso, un supuesto algo, un ente que supuestamente existe  -yo no lo vi por ningún lado- que todos nacemos con un goce, que ese goce es esencial e inalterable por eso la dirección de la cura es que tenés que hacerte amigo, porque es como el capitalismo ¿qué vas a hacer?, vas a tener que amigarte. En psicoanálisis estas ideas reinan. En Freud, lo tienen por el lado de la pulsión, en Melanie Klein del lado de la pulsión de muerte. Si uno nace con mucha pulsión de muerte eso es previo al hombre a las palabras y a las ideas y es inalterable. Por eso la dirección de la cura moderna es amigarse con el goce. El asunto es si se admite que haya cosas que son lo que son o no se admite que haya cosas que son lo que son.  En filosofía y epistemología es el giro ontológico, se ha vuelto a sostener en EE.UU. y el mundo anglosajón que es falso lo que se sostuvo hasta ahora, “hay el ser de las cosas y es falso que ese ser de las cosas este determinado por el pensamiento de las personas”. En nuestras pampas húmedas lo pueden tener con el título –no lo leí, me privo de algunos goces a la milleriana, no lo leí- el libro de Manes que se llama “El cerebro argentino”. Entienden lo que eso quiere decir, ¿no? Esta por fuera del capitalismo, por fuera de América Latina, por fuera de EE.UU., por fuera de la derecha, de la izquierda, hay algo que es el cerebro argentino y Manes escribió un libro que te explica cómo es. Esa es la idea, hay una esencia de las cosas, y operaremos con mucha exactitud cuando encontremos cuál es la esencia de las cosas.

La posición que yo intento presentar, que es la que está en juego en las estructuras clínicas, es que no hay esencia, no la hay. De hecho, ustedes mismos, si han viajado, pueden comprobar que se comportan distinto en otro país: acá pueden cagar arriba de un semáforo pero si están en Londres agarran el papelito, miran al lado y lo guardan. La ontología es la rama de la filosofía que intenta establecer el ser del ser, la posición que yo les presento es que no hay tal ser.

En Lacan el uso de la noción estructural participa del giro contrario que se lo conoce como el giro lingüístico. Entonces tenemos el giro lingüístico y el giro ontológico.

Para los lacanianos: primero lo real en el nacimiento, lo llaman directamente “el cuerpo real”, se nace con un cuerpo real, luego viene lo imaginario a los seis meses con el estadio del espejo, y luego la palabra al año. Siempre queda un saldo, parecen los judíos del once, siempre están con el saldo. (Risas)

(Escribe en la pizarra “10” en negro) se nace con un cuerpo real. (“9” en rojo) después viene la palabra, y siempre hay un saldo (pregunta) ¿es negro o rojo?

Alguien del público contesta-negro.

AE: negro, esto da 1 (en negro). Esto es lo real con lo que hay que lidiar, aquello de lo real que no entra, pero ¿ven que está primero? Hay lo real, ¿y, cómo es lo real? Idéntico a sí mismo (escribe: R=R) Parece una pavada, pero lo que estoy proponiendo es que no existe nada así (y agrega una raya tachando el signo =, transformándolo en “≠”) Les advierto que es una posición y que hay otra.

Del giro lingüístico de Lacan –es el giro lingüístico estructural- les voy a dar una breve cita de Lacan. Seminario 14, 23/11/63, se las leo en español, dice: “El asunto que se plantea y que propiamente hablando es un asunto de estructura, aquel que le da su sentido a lo que yo digo: que el inconsciente está estructurado como un lenguaje –lo cual es un pleonasmo en mi enunciación, puesto que identifico estructura a ese ‘como un lenguaje’…” O sea, el giro lingüístico implica la estructura porque para Lacan “estructurado como un lenguaje” es un pleonasmo. ¿Saben lo que es un pleonasmo? Una redundancia, decir algo que está por demás, que no hace falta decir. Hay un ejemplo de redundancia en Wikipedia que es la foto de un cartel en la calle -no dice de qué parte, estaría buenísimo ir a conocerlo- que dice: “pintamos casas a domicilio” (Risas).

Para Lacan no existe esa propiedad (señala en el pizarrón refiriéndose a lo que había planteado como idéntico a sí mismo: R=R)) ya que de lo real no hay nada más que un anillo articulado, encadenado a otros dos anillos, en un nudo tal que para colmo no hay dos encadenados entre sí. Con lo cual no hay nada que escape a que las cosas son como son en ese encadenamiento de a tres, ni siquiera de a dos.

Y, también es importante que ustedes sepan que lo real, de los lacanianos, es una forma de hablar. Si ustedes admiten –esto está en Koyré “Del mundo cerrado al universo infinito” que hoy se sabe que es erróneo porque el universo no es infinito, se sabe que comenzó, se calculó. Pero lo que es, es ilimitado. Si ustedes recorren una pista de karting, o van al circuito kdt con la bici (hace los giros con la mano) es chiquita, ¿pero tiene límite?  No. ¿Entienden que no es lo mismo ilimitado que infinito? Pero ahí es muy claro que para Koyré el fundamento de cada ciencia es hallar lo que es real para esa ciencia que es lo imposible. Les advierto, cada ciencia tiene su imposible. Quiere decir que decir “lo real” y suponer que es toda la sustancia (golpea la mesa) material del mundo es una posición filosófica que se conoce como materialismo ingenuo.

Lo real es lo imposible lógico matemático que sería para cada disciplina aquello que es lo imposible de atravesar, de superar.

Entonces, para la física relativista, la creada por Einstein, lo real es que no haya nada más rápido que 300.000KMxs, es lo imposible. Para la física cuántica no es lo mismo, para la física cuántica es superar el principio de incertidumbre de Heisenberg, que es imposible conocer la posición y momento de una partícula en forma simultánea, conocés una o la otra, es imposible conocer las dos y por eso Heisenberg recibió el premio nobel.  Para la cosmología es imposible conocer el instante anterior al Bing Bang. Hay una discontinuidad absoluta entre las determinaciones antes del Bing Bang y después del Bing Bang, por lo tanto no se puede conocer nada de lo anterior. Y, en Lacan, lo que sería lo real es “no hay relación/proporción sexual”. ¿Entienden?  Cuál es el imposible sobre el que se funda cada disciplina.

Sin embargo, el sentido común, o sea, el conjunto de prejuicios que reinan sobre nuestras concepciones es el que se apoya en el giro ontológico, en la idea de que hay lo real, que es tener bien apoyado los pies sobre la tierra. “Actos sí, palabras no”.

Si discuten con un neurólogo siempre deben arrancar perdiendo porque el neurólogo les dirá: “mirá, antes que nada, mucho chichirichichí (hace con el dedo gesto de mucho blablá) pero primero hay cerebro, porque si no hay cerebro no puede haber palabra. Lo que sería para nosotros, lo real ingenuo de la biología, del goce.

Pero el conocimiento de la ciencia del sentido común es aristotélico medieval. O sea, lo que ustedes consideran que es científico, lo que ustedes consideran que es real, lo que ustedes consideran que es energía, lo que ustedes consideran que es sustancia, eso fue acuñado en los 2000 años desde Aristóteles hasta el fin del medioevo y no se vio afectado salvo para los científicos, pero no pasó al sentido común. Con lo cual, tengo que pasarles 4 o 5 informaciones sobre la ciencia, mínimas, elementales, no polémicas, no objetadas que yo calculo que no las saben pero las saben porque apenas  yo se las diga van a ver que van a empezar a hacer así (mueve la cabeza asintiendo) como el perrito del taxi. Lo saben pero no lo saben, y es: tiempo y espacio son relativos. Ustedes me dirán: “eh, sí, la física relativista de Einstein, sí, yo vi una película que había dos hermanos gemelos, uno se quedaba en nueva york y el otro se tomaba una nave espacial…” y ¿qué pasaba? Envejecían distinto. Eso quiere decir que no hay tiempo ni espacio, sino que hay una variable tiempo-espacio en continuo, se llama el continuo espacio-temporal, con lo cual les advierto que no hay ni tiempo ni espacio en sí mismos.

De ésta alguno puede tener una remera (escribe, en la pizarra, la fórmula de la relatividad: E=M.C2) ¿No?, entonces tienen una con la cara del Che Guevara. (Risas)

¿Saben cómo se lee? (encierra en un círculo rojo “C2”) Esto es un número, es 300.000 KMxS. Al cuadrado. En vez de poner 90.000 millones te ponen así, es un número, no importa eso. Lo que está diciendo esto es que la energía es igual a la masa. Entonces Freud quedó descartado porque
Freud te dice que hay energías que invisten a los cuerpos, que cargan a los cuerpos. Sin embargo, desde 1905 se sabe que no hay diferencia, que no hay nada que sea masa en sí mismo, y no hay nada que sea energía en sí mismo. Ustedes también lo podrían saber porque ¿qué está diciendo? Que en un granito de masa ¿cuánta energía hay? De la puta que lo parió porque esto se multiplica por 90.000 millones. Es por eso que la valija del espía ruso que lleva la barrita de uranio es tan importante ¿por qué?  Porque es fácil obtener energía de ese kilo doscientos de masa de uranio que haría explotar nueva york. Con lo cual, la masa se puede transformar completamente en energía y la energía en masa. Este es uno de los ejemplos mentales de Eisntein, no sé si los conocen, y es que si se gasta mucha energía, a la velocidad de la luz, se perdería masa, los gordos adelgazarían. El problema es que apenas frenas lo recuperas, es como con la dieta de Cormillot, y con la de Ravena peor. (Risas)

Son ejemplos fundamentales, no hay más fundamental que esto. El otro fundamental de fines del silgo XIX, es el campo electromagnético. Hay electricidad, la luz de los tubos, y saben que hay magnetismo por lo que se juntan o repelen los imanes. Bueno, hay campo electromagnético, no hay ni electricidad ni magnetismo, que se pueden operar de tal manera que se comporten como eléctricos o que se pueden operar de tal manera que se comporten como magnéticos. Entonces no hay magnetismo en sí mismo ni electricidad en sí misma.

Y, lo último, la dualidad onda-partícula. Ya en los nombres de los títulos está todo el problema en juego.  Para ustedes convendría llamarla dualidad onda-corpúsculo, o también dualidad onda-cuerpo, y eso dice que a nivel de la física subatómica -más chica que el átomo- los elementos son ondas o cuerpo. A ustedes les enseñaron así (dibuja un recorrido circular de un supuesto electrón alrededor de un núcleo) el núcleo y el electrón que gira y siempre les hacen la pelotita. Este es un modelo muy trucho (lo tacha con dos líneas en cruz atravesando el dibujo) porque no existe nada que sea esta pelotita, no existe nada que sea este núcleo, electrones, protones. Se los puede hacer existir mediante operaciones en un laboratorio, en el cual requerirían un mínimo de masa que ocuparía un lugar espacial en un determinado momento, pero si se aplica otro tipo de procedimiento experimental se comporta como una onda de puro movimiento que como tal no tiene masa ni se lo puede ubicar en tiempo y espacio, es un puro movimiento. Quiere decir que esta (golpea la mesa) es una apariencia de la sustancia, es una apariencia corpuscular.

Y lo último, todas ellas requieren para existir (materia y energía, tiempo y espacio, onda y cuerpo, electricidad y magnetismo) –ya no es ser sino existir– del observador. Serán electricidad o magnetismo según opera el científico, onda o partícula según opera el científico,… Quiere decir que no sólo no son en sí mismo, sino que para que advengan en el modo de existencia que se quiera hacer existir, requieren de la participación del observador.

Entonces, el ejemplo de la filosofía naturalista que dice que ya existía el planeta, la piedra, antes de la existencia del hombre en la tierra, es falso porque no hay piedra en sí misma. Él dice piedra porque está suponiendo una existencia corpuscular, también podría haber dicho hay onda.

De la topología de Lacan lo único que no pasó al olvido es la cadena borronea. La clave es, ¿de qué color es lo real, de qué color es lo simbólico, de qué color es lo imaginario? Lacan dice: no le pongo color a propósito para que ninguno de ustedes empiece a creer que hay propiedades de lo real intrínsecas, inherentes, o propiedades de lo simbólico intrínsecas inherentes, todo participa del sistema de relaciones. Con lo cual, lo real en un caso aparecerá por lo que aparezca en relación con lo simbólico y lo imaginario, a su vez, desde la perspectiva del observador o del científico. Entienden que no habría clínica que no sea clínica bajo transferencia.   No hay propiedades de las cosas por fuera de las propiedades que advengan a la existencia a partir de que hay alguien que las observa, las controla científicamente, que sería clínica bajo transferencia -que no es una novedad para ustedes- pero no porque el paciente está frente al analista -sino sería lo mismo que frente al proctólogo o al dentista, el cura o el médico clínico, cualquier psicólogo o cualquier psiquiatra de orientación psicoanalítica. O sea, ¿cualquier chabón que vos pones adelante ya es clínica bajo transferencia? Les propongo que no. Que clínica bajo transferencia es aquella que resulta de la aplicación de estas ideas y que entonces significa que no hay propiedades de los entes. Que arranca la experiencia, no diciendo “yo no sé nada sobre mi paciente” sino que “no hay propiedades inalterables en mi paciente” y de hecho, que yo tampoco las tengo.

O sea, clínica bajo transferencia en el sentido de la aplicación de la noción de estructura que es aquella que afirma que se imponen las relaciones por encima de las supuestas propiedades de los entes, quiere decir que ni él, ni ella es ningún hombre esencial, pero guarda, que yo tampoco lo soy. Por eso para Lacan por ejemplo, no hay psicoanalista al comienzo ni durante la experiencia sino que analista es una función que se puede presentar como: habrá sido. Ya que si hubo función analista porque hay cura es porque operó en la función. Pero ni siquiera me habilita a mí a decir que fui yo –el analista- porque ya no lo hay. Analista, sólo se puede decir si lo hubo.

Esa diferencia que implica una categorización tan distinta del paciente, requiere de la transformación, en quien nos consulta, de individuo a sujeto. La importancia de la aplicación de la noción de sujeto en el campo entendido como un campo estructural es que sujeto no es solamente lo que un significante representa para otro significante. Porque yo les pregunto a ustedes ¿cuál? (cuál significante). La pregunta mortal de la practica analítica, ¿cuáles? No se puede saber. Pero, no se puede saber,  no en el sentido de que yo no lo puedo saber porque estoy empezando a atenderlo, sino que no se puede saber.

Comentario inaudible.

AE: porque no lo hay, porque no existe la pelotita (señala el dibujo del supuesto recorrido de un electrón alrededor de un supuesto núcleo) porque no hay nada que sea la pelotita. Por eso la noción de sujeto es totalmente necesaria para el inconsciente estructurado como un lenguaje porque el inconsciente estructurado como un lenguaje no es de nadie. Y, de hecho, si es lo que un significante representa ante otro, entiendan también, que esos significantes tampoco son de nadie, ya que no hay nadie. “Vengo a verlo porque mi mujer me mandó”, ¿por qué lo mando?: a) “no sé”. Si ella estuviera adelante diría: ve que es un pelotudo! Ni sabe por qué! (Risas). O, puede decir que ella le dijo “x, “y” y “z”. La pregunta que yo les hago a ustedes es ¿ella le dijo “x”, “y” y “z”? Es el análisis de discurso mínimo ¿quién dice lo que dice? “¡Me estas boludeando!-¿por qué? ¿yo qué te dije? –no, justamente, mirá la cara con que me estas mirando, -¿con qué cara te estoy mirando?”

¿Dónde está la mirada, dónde está la cara? ¿En el emisor o en el receptor?

Comentario: en quien está mirando.

AE: no sé por qué sos capaz de decirlo. No se puede establecer, en análisis de discurso, que es la forma más nueva de la lingüística desde 1960 para acá, se postula más radicalmente que en psicoanálisis, que no se sabe quién habla porque el mensaje ¿dónde está?, ¿en el receptor o en el emisor?

Comentario: en el medio.

AE: en ningún lado, es como un movimiento, es como una onda. Es un movimiento que uno puede intentar pescar, diagnosticarlo, pero que no es nada más que una conjetura que se aplica a un campo que puede pasar de eléctrico a magnético, o de corpuscular a ondulatorio.

Que este sujeto pase a existir de este modo, en esta teoría, de la estructura que participa del giro lingüístico –a mí entender absolutamente asociada a como se postula lo real en ciencia, aunque se dice lo contrario porque se cree que lo real es (golpea la mesa) toco madera- no por ello pierde la condición de particular. No deja de ser un sujeto particular, lo que no es, es un sujeto singular. Es importante la diferencia. El sujeto singular de los lacanianos es creación lacaniana. En Lacan no existe la expresión “sujeto singular”, no está. Nunca dijo “goce real”, nunca dijo “acotar el goce”, “la ciencia forcluye al sujeto”, todo eso son frases lacanianas, no están en Lacan. Se puede decir que Miller lo dedujo, pero no lo dijo Lacan. Porque los lacanianos dicen “como Lacan dijo: la ciencia forcluye al sujeto” y Lacan no lo dijo. No dijo “acotar el goce”, “limitar al goce” no lo dijo. ¿”Sujeto singular”? Pongan en google “sujeto singular” y van a aparecer un montón de artículos. Lo que Lacan dijo, desde el comienzo de su enseñanza hasta el final, es “sujeto particular”.

Singular es algo exclusivo e irrepetible que no se articula a ninguna legalidad, por ejemplo, en cosmología, el Bing Bang, eso se llama una singularidad. ¿Entienden? Como nunca se reprodujo, no sabemos sus antecedentes ni conocemos sus consecuencias, no se puede poner en una serie.

El sujeto particular es definido en un sistema de relaciones pero sin propiedades esenciales. Supongan una red (dibuja líneas de color rojo, que se entrecruzan), con entrecruzamientos (encierra en círculos los cruces. Sobre las líneas de arriba, en negro, coloca “A”, “B” y “C”, y del costado izquierdo “1”, “2” y “3”) Si yo digo “B3” indudablemente es esto (señala el círculo formado por el entrecruzamiento de la línea “B” y la línea “3”) pero sin ninguna propiedad esencial. Estoy diciendo que está en la columna del medio, en la última fila, pero no hay propiedades esenciales. A pesar de lo cual no lo confundo con cualquiera de los otros. Esto es particular. En psicoanálisis se entiende como que en cada uno de nosotros habría una esencia –huele mucho a (hace como que huele algo en los dedos) alma cristiana. ¿Por qué la iglesia está tan en contra del aborto? Mueren miles de millones de hambre y a la iglesia le chupa un huevo y ¿por qué tanto quilombo con el aborto? Primero, ¿ustedes saben que desde 1850 la iglesia está en contra del aborto? Antes no le importaba. ¿Saben por qué, cuál es la argumentación más potente de la iglesia? Porque se mata un alma, un alma irrepetible, como una expresión de Dios.

Bueno, el sujeto en Lacan no está planteado como singular sino como particular. En el sentido de que no por ello se confunde con cualquier otro pero que las propiedades que se pueden establecer, diagnosticar, son absolutamente relacionales.

Este sujeto particular, no singular, es lo que S1 representa frente a S2 –acá hay otro problema. (Borra la red y escribe el bucle significante S1, S2 con las flechas de arriba y abajo, que se determinan mutuamente). La desgracia es que Lacan escribió bucle significante y el traductor no se dio cuenta que bucle era un concepto matemático, en forma de línea cerrada. Para que advenga un sujeto se tiene que dar una relación tal que S1 vaya hacia S2, de la misma forma que S2 va hacia S1. Esto se lo entendió así: S1→S2, lo que un significante (señala S1) representa ante otro (señala S2), entonces tenés el rasgo unario de los lacanianos, esa marca primera que ya no te podrás sacar nunca y toda esa zaraza freudolacaniana.  Esto se lee que S1 determina a S2 de la misma manera que S2 determina a S1. En este caso (señala S1→S2) haces de S1 el significante amo y, de hecho, esta es la parte de arriba del discurso amo. Suponer que un significante determina a otro significante o al resto de los significantes, el conjunto de los significantes (escribe “Saber” debajo de “S2”)

En psicoanálisis así plantean alienación y separación: primero nacemos alienados a mamá (señala S1) y después tenemos que separarnos (señala S2). Eso no es lo que dijo Lacan.

En realidad para Lacan, alienación y separación está en Seminario 11, pero si lo quieren estudiar está mejor en Posición del Icc. (escribe A/ y S/ en bucle) Para Lacan es así, porque no hay nada que haya en primer lugar que determine. En Freud, todo se maneja así (señala S1→S2),de hecho, la psicopatología freudiana, “oral”→ “anal” → “fálico” → “genital” (lo escribe en la pizarra), que tiene más acepciones: “narcisismo” → “amor objetal” (lo escribe en la pizarra), también (abajo escribe) “autoerotismo”→ “aloerotismo”, todos los autores se confunden. Acá la clave es esto (señala las flechas “→”) que es la puesta en funcionamiento de la noción de evolución. De hecho, si el punto de fijación, que dentro de la psicopatología freudiana, es la causa de la patología mental del individuo, que está en función del momento de la evolución, es mucho más grave aquí (señala “oral”), que aquí (señala “fálico”) Porque Freud, en la base Darwin-Lamarc es profundamente evolucionista. Y, en relación a los debates de cómo Freud consideró a la mujer participan de este mismo problema porque para Freud esta misma flecha se aplica en “niño” → “adulto” (lo escribe), (abajo) “salvaje” → “occidental” (no recuerdo qué escribe y no se escucha) y finalmente “la mujer” → “el hombre”. La mujer tiene menos superyó… (inaudible). Anna Freud fue la secretaria de las reuniones de los psicoanalistas, se analizó con el padre,  pero no recibió el anillo, nunca fue miembro por ser mujer. Si les gusta este sistema ¿qué quieren que les diga? Pero el problema no es el fachismo de Freud, ¿más facho? Bolsonaro, Trump, cualquier cura te lo aprueba (risas), ¿quién no va a estar de acuerdo con esto? (señala la lista). El problema teórico, para nosotros es este (señala las flechas “→”). Si lo piensan un poco, la diferencia entre narcisismo y estadio del espejo es que en Freud uno se ama a sí mismo, y en Lacan, uno ama la imagen del otro. Esta es una diferencia perdida. Pero hay otra diferencia más importante y es que en el estadio del espejo no hay crecimiento, nunca se resuelve la relación de rivalidad especular. En el estadio del espejo no hay maduro.  La metáfora paterna operó o no operó, no hay una evolución tal que uno pueda decir que es más grave acá (señala “oral”) que acá (señala “anal”). Esto está marcado de un menos y esto está marcado de un más (menos del lado izquierdo y más del lado derecho, indicando una supuesta evolución). De hecho, ¿a ustedes les queda claro la diferencia entre “salvaje” y “occidental”? piensen en el siglo XX, primera guerra mundial, segunda guerra mundial, las guerras de Vietnam, Argelia, África. El siglo más asesino de la historia de la humanidad. Con lo cual decir que esto (señala “occidente” es más maduro que esto (señala “salvaje”) es un prejuicio. Se cree que hay evolución, que hay progreso.  Para que haya progreso las cosas tienen que ser, no estar relacionadas. Otra cosa es plantear que lo que sea acá (señala “anal”) puede ser una consecuencia de cómo se articularon las cosas en “o” (señala “oral”), por relación, no por evolución.

Una cita más de Lacan, no las elegí, esta también es del Seminario 14, clase 15, 12/04/67, es para que ustedes escuchen lo profundamente relacional de todos los conceptos para Lacan, no hay nada que sea en sí. Versus a como nosotros estamos formados en psicoanálisis. En esta cita dice Lacan así:

“El inconsciente, su estatuto, se puede decir científico, puesto que se origina del hecho de la ciencia –el icc se origina del hecho de la ciencia- , es que el sujeto rechazado de lo simbólico reaparece en lo real, presentificando lo que pasa en la historia de la ciencia, presentificando su grupo soporte, el lenguaje. Es el sentido de la aparición de la ciencia, de la nueva lingüística.”

¿Entienden que Lacan dice que si no hubiese habido ciencia no hubiese habido sujeto del inconsciente estructurado como un lenguaje?  No conocemos la teoría de Lacan. Lacan lo dice porque (escribe “SIGNORELLI” en negro. Escribe una raya en rojo, entre “R” y “E”) tiene que haber una operatoria de letra tal que se habilite como una fórmula química, el funcionamiento que opere así. Y, de hecho Lacan se anima a decir que entonces, consecuentemente, en China y en Japón, no se puede operar así porque tienen ideogramas. Lacan también dice que estuvo habilitado porque Freud era judío y había sido enseñado en la tradición, no sé si ustedes saben que había una tradición entre los árabes y los judíos, de leer las palabras como compuestas por letras que se pueden separar, que es la numerología judía. En Hebreo hay una equivalencia entre 1 y la letra “a”, alef, entre 2 y la letra “b”, beta, etc. Con lo cual, de cada palabra se puede hacer su conversión en letras (pone números en rojo debajo de las letras de “signor”) 7 y 4, 11, amor (escribe “amor” en rojo). Quiere decir que “Signor” hay que leerlo como “amor”. En este procedimiento de letra, mística.

Entonces, Lacan dice que lo que nosotros llamamos inconsciente es una instancia de letra, debe haber una operatoria sociocultural de letra que habilite una operatoria de letra tal como en nosotros opera.

(Escribe la fórmula de la atracción gravitatoria, G= m1xm2/d2) La fórmula de la gravedad: masa 1 por masa 2, la masa de la tierra por la masa del Sol, dividida por el cuadrado de la distancia es la atracción gravitatoria entre el Sol y la tierra. Newton.

Para Lacan, la ciencia moderna tiene como paradigma a la física, y es la física desde Newton. (Señala la fórmula) Observen que ni siquiera dice por qué, solamente cómo. (Señala las listas de la izquierda de la pizarra donde están las flechas que indican evolución) Esto está muy imbuido del por qué, “hubo un trauma infantil tal que ahora usted… En Lacan no hay esa flechita, está sustituido por el círculo que, topológicamente hablando, es línea cerrada de jordan.  En ciencia, no se dice por qué hubo Bing Bang, dice que el universo está en expansión y lo podemos decir porque ayer estaba así (achica el espacio que imaginarizaba entre las manos), lo que permite decir que hubo una expansión. Se calculó y dio que el universo comenzó hace 13.500 millones de años pero no dice por qué, por qué hubo Bing Bang. Cuántos padres se angustian porque su hijo es homosexual y cuántas madres le recriminan a los maridos que tendrían que haber jugado más al futbol.

Comentario: causa y efecto.

AE: tiene la lógica de causa y efecto que Lacan critica tanto como discurso amo. Hay que poner orden y no habrá más adicciones. ¿Vieron los artículos del diario? Para la crisis Argentina ¿qué hay que hacer? Más educación, más nombre del padre (hace gesto de corte con las manos). Son todas ideas estúpidas porque nunca se verificó. La sociedad avanza, va, no hay verdaderamente esa función de amo, “nombre de Dios” que organice. Pero hay algo más radical que “no hay Dios” y es que “no hay propiedades intrínsecas”.

Entonces, la idea de trabajar la noción de estructura de Lacan es que lo que se diagnosticaría es un sistema de relaciones con la salvedad de que ese sistema de relaciones nos implicaría a nosotros doble o triplemente ya que nos implicaría como analistas ahí y nos implicaría porque estaría hecha desde la estructura conceptual del psicoanálisis. Perversión, neurosis, psicosis –si ustedes trabajan con esas-, intervalo y holofrase –si ustedes trabajan con otras, no importa con cuáles trabajen- tienen que saber que son entes existentes sólo a partir de un modelo teórico, en otro modelo teórico existen otras patologías. Es decir que la patología no es nada más que la expresión de una forma de intervenir ese modelo teórico, y que por otra parte se lo hace en una determinada sociedad y cultura. Una cosa es psicoanalizarse acá y otra cosa es psicoanalizarse en DF porque no hay nada que sea psicoanálisis.

En Freud para colmo está la causa de la esencia que es la fijación de la libido en determinada etapa que ya se sabe lo que es.  Oral es primero, es boca y es teta. A Freud tampoco le dio resultado esto y enseguida tuvo que trabajarlo como desplazamiento. Para Lacan lo oral es demanda al A y lo anal es demanda del A. ¿Ven que son todas funciones como en matemática? Que para colmo esto no crece, no evoluciona, no madura. Es una modalidad en la que se puede establecer la demanda.

Y, de hecho, todas las funciones como las plantea Lacan se escriben así, los lacanianos se dedicaron a anularlas, pero no por mala gente o poco estudiosa, sino porque tienen otra  posición filosófica.

(Escribe en la pizarra)

i (a)

I (A/)

jA  y jϕ

obj a

($◊D)

($◊a)

S1 S2 (en bucle)

¿Ven que son todas funciones matemáticas?, no hay nada en Lacan que sea en sí. Y, de hecho quizás sea la potencia más curativa que el psicoanálisis pueda implicar porque si es amigarse con el goce que es inherente!? (hace gesto de no hay nada que hacer?) es casi, casi buscar como fin de la cura, dejar de quejarse. Pero si nada es como es y todo son configuraciones relacionales, la posibilidad de subvertirlas aumentan muchísimo, ya que en otra configuración puede ser absolutamente otra cosa. Incluso, la muerte, el fallecimiento, la catástrofe, en cierto contexto puede ser un destino fatal y en otro contexto puede ser la condición de posibilidad de empezar algo nuevo, eso depende del contexto. Esto te disuelve la idea de trauma en sí mismo. Es el mismo problema que tenía Freud, él decía “¿por qué en la trinchera, que caen 80.000 bombas hacen trauma algunos y otros no.

Bueno, si quieren hacemos unos minutos de preguntas. Les traje programas de investigación de Apertura Para Otro Lacan –APOLa- por si alguien quiere.

Pregunta: A partir de esto que estabas hablando me surgió la pregunta por la repetición.

AE: Bueno, lo primero que habría que decir, que está poco acentuado, es que ya está en el bucle la repetición de la letra S, con la diferencia del número. Que podría pensarse con la frase “Un centavo es un centavo” o “La guerra es la guerra”. Si ponés centavo acá (señala S1) y centavo acá (señala S2) pero no se trata del mismo significante, ya que su significado varía en función de la posición que ocupa en su relación con los otros significantes. Pero es importante para establecer la diferencia entre lapsus y síntoma porque si una vez me olvido las llaves es un lapsus pero si otra vez me olvido las llaves ya es síntoma, algo pasa. El modelo para pensarlo podría ser el toro y las vueltas de la demanda (dibuja un toro).

Pregunta inaudible

AE: De vuelta, en Lacan hay una vacilación entre RSI y estructura de cuatro. En Lacan hay insistentemente una búsqueda de estructuras cuaternarias, es una idea que toma de Roman Jacobson.

Transcripción de Mariana Latorre. Entre paréntesis, sus comentarios.