Contratapa

Los autores de los artículos que componen este libro se proponen una tarea muy poco frecuente en psicoanálisis: innovar en torno a la concepción de la pulsión, una de las nociones fundamentales del psicoanálisis; pero, además, realizan algo casi impensado hasta ahora: proponer una nueva modalidad de la pulsión: “la pulsión respiratoria”.

Mediante una serie de trabajos, tanto de índole teórica como clínica, sostienen la validez de su propuesta y, directa o indirectamente, convocan a la comunidad analítica a revisar aquello que se encuentra en sus fundamentos conceptuales; consecuentemente, la desafían a preguntarse se es capaz –aunque los grandes maestros del psicoanálisis no lo hayan previsto– de revisar sin “pre-juicios” la pertinencia de semejante novedad.

Libro seguramente polémico, pero que indudablemente ha sido producido en las mejores condiciones años de preparación, amplitud de criterios, abandono de cualquier dogma, buena fundamentación teórica, respaldo con material clínico e intenso trabajo de intercambio.

“La pulsión respiratoria en psicoanálisis” posee, además, la enorme virtud de extender, sin perder las coordenadas propias de la disciplina, el límite de aplicación de la teoría y de la clínica psicoanalítica a un terreno hasta ahora casi olvidado por la comunidad, siendo, sin embargo, uno de los registros más humanos: nuestra condición de “respiratorios”. Tanto el espíritu, como el aliento vital y el espasmo avalan la conveniencia de los estudios sobre la pulsión respiratoria y permiten suponer que quizás hace ya bastante tiempo que muchos casos de psicoanálisis estaban a la espera de que su especificidad pulsional sea contemplada por los analistas.